martes, 4 de julio de 2017

Similitudes y diferencias entre eclipses: 11/07/1991 y 21/08/2017

Siempre tome en cuenta, que un factor muy importante es el tiempo, que a veces se vuelve dificil de pronosticar, y hasta resulta un comportamiento inesperado.
Teletica
Si va a mirar hacia el cielo, no olvide proteger sus ojos EN TODO MOMENTO con un filtro solar certificado.
Si va a tomar fotos, le aconsejo enfocarse en la consecuencias ópticas del elclipse en la naturaleza (sombras, imágenes, colores, etc.). Es más simple, no necesita equipo adicional, sus ojos no corren peligro y quedará mucho más satisfecho.
 1991
Total en Costa Rica
 2017
Parcial en Costa Rica





Serie Saros 136    (#22 de 77)
Serie Saros 145     (#36 de 71)
Duración: 6 minutos y 53 segundos
Duración: 2 minutos y 53 segundos
Duración máxima de un eclipse de la serie:
20/06/1955:        7 minutos 8 segundos
Duración máxima de un eclipse de la serie:
25/06/2522:    7 minutos 20 segundos
Cercanía con el afelio de la Tierra:

6/07/1991
Distancia Tierra-Sol: 1,01670 u.a.


3/07/2017
Distancia Tierra-Sol: 1,0667 u.a
Perigeo de la Luna más cercano:

(¡el mismo día!)
11/07/1991 ;        10:07
Distancia:             357 600 km


(tres días antes)
18/08/2017;      07:19
Distancia:          366 121 km

Para que ocurra un eclipse, la línea de nodos
de la órbita de la Luna alrededor de la Tierra
 debe apuntar hacia el Sol.

Todos los eclipses de esta serie ocurren en el nodo descendente.

















Todos los eclipses de esta serie ocurren
en el nodo ascendente.
1991:
Tamaño aparente del Sol:                  31´ 28"
Tamaño aparente de la Luna:            33´ 58"
2017
Tamaño aparente del Sol:             31´  37,5"
Tamaño aparente de la Luna:          32´  9,1"

lunes, 12 de junio de 2017

Condiciones diarias y anuales del Sol


Un amigo lector me solicitó que le explique cómo funciona el Sol, desde el punto de vista de un observador en la Tierra, para efectos de aprovechar la irradiación solar ya sea a nivel térmico o fotovoltaico. 
Vínculo.

Trataré de hacerlo sin entrar en las consideraciones de la ingeniería o la electrónica, que no conozco. Simplemente destacaré algunos aspectos astronómicas. Si no le quedan claros, o tiene alguna consulta, por favor envíeme un comentario y lo conversamos.
En el kínder nos dicen que el Sol, sale por el Este y se oculta por el Oeste.
Sin embargo, esto es correcto únicamente para las fechas de los equinoccios, 21 de marzo y el 21 de septiembre y si no tenemos que ser completamente exactos, también unos dos o tres días antes o después.
Si queremos recibir los rayos del Sol en un día cualquiera, debemos tomar en cuenta que al amanecer (orto) el ángulo de inclinación (respecto a la vertical, la recta normal a la superficie, como se usa en óptica) es 90°. Al medio día solar, cuando el sol cruza el meridiano del observador -culminación-, la inclinación es 0° -cenital-, en dirección de la recta de la plomada. Recuerde que esto no necesariamente ocurre a las 12:00 según la hora oficial de su país; depende de la latitud del lugar desde donde usted observa. Finalmente a la puesta del sol (ocaso), la inclinación es de nuevo 90°.
Este ángulo cambia 15° por hora hacia el Oeste, el conocido movimiento diurno aparente del Sol, que es causado por la rotación de la Tierra de Oeste a Este.
Así que un colector solar horizontal, solo recibe una apropiada irradiación como entre las 9 a.m. y 3 p.m. Pero si se monta en un eje que apunta hacia el polo norte, y que rote lentamente acoplado a un motor de ascensión recta (una vuelta en 24 horas), podría mantenerse siempre orientado hacia el Sol, como lo hace un telescopio colocado en una montura ecuatorial.
El mediodía solar local ocurre cuando el sol cruza el meridiano del observador y entonces está lo más alto en el cielo (culmina), pero no necesariamente cenital (encima de la recta de la plomada). Esto solo ocurre en dos fechas al año, para sitios que están dentro de los trópicos, como en Costa Rica. Fuera de la zona ecuatorial, el Sol nunca alcanza la posición cenital.
En Costa Rica, para unas coordenadas promedio (10°Norte, 84°Oeste), el Sol llega al cenit solo en los alrededores del 15 de abril y del 30 agosto, cuando la declinación del Sol adquiere un valor igual a la latitud del observador.
La declinación de un objeto en la esfera celeste es el ángulo entre el ecuador celeste y la posición del objeto a lo largo de un círculo de declinación (algo parecido a la latitud terrestre). La declinación del sol varía entre -23,5° en el solsticio del Sur el 21 de diciembre, y + 23,5° en el solsticio del norte, que ocurre el 21 de junio.
Entonces al amanecer, de abril a agosto lo rayos solares en Costa Rica, provienen del noreste, y de agosto a abril del siguiente año proceden del sureste.
Si un colector solar se quiere mantener mejor orientado, debe tomar en cuenta el cambio en la declinación del Sol durante el año (además, desde luego, el cambio diurno con el motor de ascensión recta).
Debe entonces cambiar al menos cada dos o tres días la declinación ¡manualmente!, cambiando el ángulo de declinación (ver la tabla de declinaciones y fechas), -hacia el norte-hacia el sur- hacia el norte-, etc. Pero también puede hacerlo de manera automática, agregando un motor de declinación, como lo hace un telescopio solar con capacidad para mantener el sol en el campo de visión, para cualquier fecha (¡un año!, todos los años!)
Supongo que de esta manera el gasto energético y el uso intenso del equipo será un aspecto importante a tomar en cuenta. Para el uso astronómico esto es de poca importancia, porque los tiempos de observación son cortos.
Si un usuario quiere mantener los costos de operación bajos, puede variar la declinación manualmente, usando un simple mecanismo diseñado para variar y fijar el ángulo, cada dos o tres días. El otro motor también se podría evitar, si se escoge una inclinación optima promedio del colector. 

En ambos casos el rendimiento y la eficiencia del sistema baja, pero quizás esto no sea tan importante como mantener costos mínimos.

lunes, 29 de mayo de 2017

El Dios de Spinoza

Retrato de Baruch de Spinoza, cerca de 1665 Baruch de Spinoza (también escrito Baruj de Spinoza) (Hebreo: ךורב הזוניפש ,Latín: Benedictus de Spinoza, Portugués: Bento de Espinosa), (Ámsterdam, 24 de noviembre de 1632 - La Haya, 21 de febrero de 1677) fue un filósofo neerlandés, de origen sefardí portugués, heredero crítico del cartesianismo, considerado uno de los tres grandes racionalistas de la filosofía del siglo XVII, junto con el francés René Descartes y el alemán Gottfried Leibniz.
Tomado de: https://muhimu.es/comunidad/zaragoza-einstein/.
Sabían que cuando  Albert Einstein daba alguna conferencia en las numerosas universidades, la pregunta recurrente que le hacían los estudiantes era:
- ¿Cree Ud. en Dios? Y él siempre respondía: -Creo en el Dios de Spinoza.
El que no había leído a Spinoza se sorprenderá.

Este es el Dios o Naturaleza de Spinoza:
Dios hubiera dicho: " Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho! Lo que quiero que hagas es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida.
Quiero que goces, que cantes, que te diviertas y que disfrutes de todo lo que he hecho para ti.
¡Deja ya de ir a esos templos lúgubres, obscuros y fríos que tú mismo construiste y que dices que son mi casa!
Mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, las playas. Ahí es en donde vivo y ahí expreso mi amor por ti.
Deja ya de culparme de tu vida miserable; yo nunca te dije que había nada mal en ti o que eras un pecador, o que tu sexualidad fuera algo malo.
El sexo es un regalo que te he dado y con el que puedes expresar tu amor, tu éxtasis, tu alegría. Así que no me culpes a mí por todo lo que te han hecho creer. Deja ya de estar leyendo supuestas escrituras sagradas que nada tienen que ver conmigo. Si no puedes leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus amigos, en los ojos de tu hijito... ¡No me encontrarás en ningún libro!
Confía en mí y deja de pedirme. ¿Me vas a decir a mí como hacer mi trabajo?
Deja de tenerme tanto miedo. Yo no te juzgo, ni te crítico, ni me enojo, ni me molesto, ni castigo. Yo soy puro amor.
Deja de pedirme perdón, no hay nada que perdonar. Si yo te hice... yo te llené de pasiones, de limitaciones, de placeres, de sentimientos, de necesidades, de incoherencias... de libre albedrío ¿Cómo puedo culparte si respondes a algo que yo puse en ti? ¿Cómo puedo castigarte por ser como eres, si yo soy el que te hice? ¿Crees que podría yo crear un lugar para quemar a todos mis hijos que se porten mal, por el resto de la eternidad? ¿Qué clase de dios loco puede hacer eso?
Olvídate de cualquier tipo de mandamientos, de cualquier tipo de leyes; esas son artimañas para manipularte, para controlarte, que sólo crean culpa en ti. Respeta a tus semejantes y no hagas lo que no quieras para ti. Lo único que te pido es que pongas atención en tu vida, que tu estado de alerta sea tu guía.
Amado mío, esta vida no es una prueba, ni un escalón, ni un paso en el camino, ni un ensayo, ni un preludio hacia el paraíso. Esta vida es lo único que hay aquí y ahora y lo único que necesitas. Te he hecho absolutamente libre, no hay premios ni castigos, no hay pecados ni virtudes, nadie lleva un marcador, nadie lleva un registro. Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno. No te podría decir si hay algo después de esta vida, pero te puedo dar un consejo. Vive como si no lo hubiera. Como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de existir. Así, si no hay nada, pues habrás disfrutado de la oportunidad que te di. Y si lo hay, ten por seguro que no te voy a preguntar si te portaste bien o mal, te voy a preguntar ¿Te gustó?... ¿Te divertiste?... ¿Qué fue lo que más disfrutaste? ¿Qué aprendiste?... Deja de creer en mí; creer es suponer, adivinar, imaginar. Yo no quiero que creas en mí, quiero que me sientas en ti. Quiero que me sientas en ti cuando besas a tu amada, cuando arropas a tu hijita, cuando acaricias a tu perro, cuando te bañas en el mar.
Deja de alabarme, ¿Qué clase de Dios ególatra crees que soy? Me aburre que me alaben, me harta que me agradezcan. ¿Te sientes agradecido? Demuéstralo cuidando de ti, de tu salud, de tus relaciones, del mundo. ¿Te sientes mirado, sobrecogido?... ¡Expresa tu alegría! Esa es la forma de alabarme.
Deja de complicarte las cosas y de repetir como perico lo que te han enseñado acerca de mí. Lo único seguro es que estás aquí, que estás vivo, que este mundo está lleno de maravillas. ¿Para qué necesitas más milagros? ¿Para qué tantas explicaciones?
No me busques afuera, no me encontrarás. Búscame dentro... ahí estoy, latiendo en ti.


Spinoza.